viernes, 29 de noviembre de 2013

Avances Posturales.

Desarrollo postural a través de la evolución sistémica

CAMBIOS POSIBLES Y PERMANENTES

   En las siguientes fotografías comparativas podemos observar como, trabajando sobre la calidad y regeneración de los tejidos (evolución sistémica), podemos desarrollar cambios posturales en personas que presentan un daño neurológico, sin considerar la patología neurológica de base. 





Noviembre 2011.
Noviembre 2012.




Julio 2010.
Abril 2013.

miércoles, 12 de junio de 2013

Rehabilitación neurológica: ¿Cual es el mejor camino?

Fundamentos de la rehabilitación neurológica.

   El concepto de la rehabilitación neurológica clásica intenta controlar todos los procesos neurofisiológicos del cuerpo humano a través de  un paradigma de conciencia sobre el cuerpo.   Esta  rehabilitación,  tiene como fundamento principal la idea de que el ejercicio consiente y repetitivo  de una actividad, conduce a un aumento de la conexión neuronal y esto, en el tiempo, determina mejores respuestas de las estructuras involucradas en este proceso.  Debemos tener en cuenta que este concepto, tiene fundamentos teóricos basados en los gestos de entrenamiento y filosofía del deporte. Allí, se hace hincapié en la minuciosa repetición de la acción, hasta lograr una técnica perfecta, donde uno tiene control  de su cuerpo (en su totalidad) y logra el gesto deportivo perfecto.  Sin embargo,  esto no es más que un  concepto.   No existen dos deportistas de elite que realicen el mismo gesto deportivo; repiten un gesto, eso es verdad, pero, finalmente el cuerpo decide como reproducirlo.  Durante la actividad no están consientes de cada movimiento muscular, tracción tendinosa, etc., dejan que su cuerpo tome esa decisión por ellos. Si tendrían que pensar cada movimiento milimétrico, no podrían ejecutar la función correctamente o, el consumo de energía seria tal, que no podrían mantener la actividad. Mas consiente se realiza la actividad, peor resulta el gesto.   Por otro lado, algunos pueden argumentar, que el gesto repetitivo, una vez integrado, se transforma en inconsciente. Entonces,  la respuesta celular de un cuerpo sano, reacciona cuando las condiciones del medio ambiente lo requieren y pueden adaptarse a este nuevo medio. Debemos tener en cuenta que aquí tenemos un organismo sano que responde, y aun así, no es libre de lesiones o agotamiento metabólico.

   Sin embargo, no es el caso de una persona que presenta un trastorno motor severo.  Por lo tanto este concepto (función sobre estructura) no se aplica a tales personas.
  
  
   Se evalúan los sistemas, aparatos, funciones motoras y, con minuciosa y exacta observación, determinamos, (como un relojero suizo experimentado) que debe cortarse, que medicación debe ser administrada y que movimiento se debe repetir hasta el cansancio para lograr el CONTROL total de nuestro cuerpo y su fisiología.

   El tiempo y la naturaleza nos ensenan que este camino no es la mejor opción para tomar en personas con trastornos motores severos. Férulas que no corrigen, medicamentos que no detienen convulsiones, cirugías que no previenen  distorsiones musculo esqueléticas, etc. Intentar el control absoluto sobre un sistema celular tan complejo como el cuerpo humano es imposible.

   Entonces, este abordaje neuromuscular, es completamente erróneo. El cuerpo humano no funciona bajo estos parámetros, es lo opuesto, no existe dependencia consiente alguna. Así, no pensamos conscientemente que se debe respirar, como llevar comida a la boca, como mover los músculos de la cara para sonreír o hablar; simplemente dejamos que el cuerpo y sus organismos lo resuelvan por su propia voluntad. No hay conciencia de todos los factores que son necesarios para realizar dichas actividades.
  
   Además, la rehabilitación neuromuscular genera un gran conflicto a la hora de la demanda metabólica; ponemos en lucha las estructuras más demandantes en consumo de energía y luego esperamos que estas mágicamente se rehabiliten.  Como sabemos, los recursos metabólicos de las personas con trastornos motores severos son escasos o, están dirigidos a mantener funciones vitales indispensables para la vida.   El cerebro y el musculo son grandes consumidores de energía, y en cuerpos metabólicamente carente de recursos (trastornos motores severos), los exprimimos al máximo, dejándolos imposibilitados para regenerarse y peor aún, agotando  los recursos metabólicos de otros sistemas indispensables para la vida. Es curioso y hasta perturbador, ver como enfocamos todos los recursos metabólicos de un niño/a con un trastorno motor severo a caminar o sentarse, cuando apenas puede respirar. La recuperación del sistema muscular es dependiente del respiratorio, sin embargo, decidimos enfocar nuestra estrategia sobre el musculo esquelético, y relegar o desestimar el respiratorio… pueden ver que el control termina ganando. Vemos a lo autónomo como algo ya adquirido, solo es importante a la hora de una patología respiratoria, dificultades en la digestión,… y resuelto la internación o dificultad, volvemos a destruir los procesos de recuperación metabólicas volviendo a intentar con los procesos neuromusculares. En fin, creamos un ciclo vicioso, que termina aniquilando los recursos metabólicos de estas personas.
  
   Cuando hablamos de neuro desarrollo, las tablas hablan de reflejos, que debería hacer un niño/a en un momento determinado de su vida, pero no existe comentario alguno sobre cómo debería respirar, cuan maduro debería estar el aparato digestivo, etc. como si fueran entidades   independientes unas de otras. En realidad  no nos gusta enfrentar las situaciones que no podemos controlar, y como buscamos control total, describimos y elegimos rehabilitar lo que creemos que controlamos.
  
   Por ello,  el abordaje en la rehabilitación de personas con trastornos motores severos, debería ser totalmente opuesto. 

Un nuevo paradigma. 
   
   Mediante la implementación y aplicación de tratamientos de vanguardia sustentados en un nuevo paradigma (Biotensegridad), y,  orientados hacia la regeneración celular del tejido conectivo;
Se propone, entonces:

  • Facilitar los procesos sistémicos que son inconscientes. No alterar los procesos inconscientes, sino aumentar o facilitar los mismos, adecuando estos sistemas al medio ambiente que los rodea.
  • Utilizar los recursos metabólicos con el menor costo energético posible. Que la demanda metabólica de un aparato, sistema o función no interfiera en la mejoría de la otra, o que limite las posibilidades de mejoría de las demás.
   Y todo esto nos lleva la pregunta: ¿es función sobre estructura o estructura sobre función? Mi respuesta es que ambas aseveraciones dependen de un metabolismo óptimo para la demanda metabólica a las cual se las somete. No hay función que determine la estructura ni estructura que determine una función, si no hay un metabolismo sano que ejecute su transformación.

   Por lo tanto, hay que enfocar los esfuerzos en promover  el bienestar histo fisiológico del organismo, rehabilitando las estructuras que lo promueven.  Mejorando la nutrición, transporte y eliminación de los desechos celulares.  Y, acompañando al cuerpo en su proceso de auto reparación.

Richard W. Paletta.
Licenciado en Kinesiología y Fisiatría.
Matricula: 653.
         








martes, 18 de septiembre de 2012

Para tener en cuenta y hacer cumplir LA LEY...




SISTEMA DE PRESTACIONES BASICAS EN HABILITACION Y REHABILITACION INTEGRAL A FAVOR DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.

Ley 24.901

Objetivo. Ambito de aplicación. Población beneficiaria. Prestaciones básicas. Servicios específicos. Sistemas alternativos al grupo familiar. Prestaciones complementarias.
Sancionada: Noviembre 5 de 1997.
Promulgada de Hecho: Diciembre 2 de 1997.
El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc., sancionan con fuerza de Ley:
Sistema de prestaciones básicas en habilitación y rehabilitación integral a favor de las personas con discapacidad.

CAPITULO I
Objetivo
ARTICULO 1º - Institúyese por la presente ley un sistema de prestaciones básicas de atención integral a favor de las personas con discapacidad, contemplando acciones de prevención, asistencia, promoción y protección, con el objeto de brindarles una cobertura integral a sus necesidades y requerimientos.

CAPITULO II
Ambito de aplicación
ARTICULO 2º - Las obras sociales, comprendiendo por tal concepto las entidades enunciadas en el artículo 1º de la ley 23.660, tendrán a su cargo con carácter obligatorio, la cobertura total de las prestaciones básicas enunciadas en la presente ley, que necesiten las personas con discapacidad afiliadas a las mismas.
ARTICULO 3º - Modifícase, atento la obligatoriedad a cargo de las obras sociales en la cobertura determinada en el artículo 2º de la presente ley, el artículo 4º, primer párrafo de la ley 22.431, en la forma que a continuación se indica:
El Estado, a través de sus organismos, prestará a las personas con discapacidad no incluidas dentro del sistema de las obras sociales, en la medida que aquellas o las personas de quienes dependan no puedan afrontarlas, los siguientes servicios.
ARTICULO 4º - Las personas con discapacidad que carecieren de cobertura de obra social tendrán derecho al acceso a la totalidad de las prestaciones básicas comprendidas en la presente norma, a través de los organismos dependientes del Estado.
ARTICULO 5º - Las obras sociales y todos aquellos organismos objeto de la presente ley, deberán establecer los mecanismos necesarios para la capacitación de sus agentes y la difusión a sus beneficiarios de todos los servicios a los que pueden acceder, conforme al contenido de esta norma.
ARTICULO 6º - Los entes obligados por la presente ley brindarán las prestaciones básicas a sus afiliados con discapacidad mediante servicios propios o contratados, los que se evaluarán previamente de acuerdo a los criterios definidos y preestablecidos en la reglamentación pertinente.
ARTICULO 7º - Las prestaciones previstas en esta ley se financiarán del siguiente modo. Cuando se tratare de:
a) Personas beneficiarias del Sistema Nacional del Seguro de Salud comprendidas en el inciso a) del artículo 5º de la ley 23.661, con excepción de las incluidas en el inciso b) del presente artículo, con recursos provenientes del Fondo Solidario de Redistribución a que se refiere el artículo 22 de esa misma ley:
b) Jubilados y pensionados del Régimen Nacional de Previsión y del Sistema Integrado de Jubilaciones y Pensiones, con los recursos establecidos en la ley 19.032, sus modificatorias y complementarias,
c) Personas comprendidas en el artículo 49 de la ley 24.241, con recursos provenientes del Fondo para Tratamiento de Rehabilitacion Psicofísica y Recapacitación Laboral previsto en el punto 6 del mismo artículo;
d) Personas beneficiarias de las prestaciones en especie previstas en el artículo 20 de la ley 24.557 estarán a cargo de las aseguradoras de riesgo del trabajo o del régimen de autoseguro comprendido en el artículo 30 de la misma ley;
e) Personas beneficiarias de pensiones no contributivas y/o graciables por invalidez, excombatientes ley 24.310 y demás personas con discapacidad no comprendidas en los incisos precedentes que no tuvieren cobertura de obra social, en la medida en que las mismas o las personas de quienes dependan no puedan afrontarlas, con los fondos que anualmente determine el presupuesto general de la Nación para tal fin.
ARTICULO 8º - El Poder Ejecutivo propondrá a las provincias la sanción en sus jurisdicciones de regímenes normativos que establezcan principios análogos a los de la de la presente ley.

CAPITULO III
Población beneficiaria
ARTICULO 9º - Entiéndese por persona con discapacidad, conforme lo establecido por el artículo 2º de la ley 22.431, a toda aquella que padezca una alteración funcional permanente o prolongada, motora, sensorial o mental, que en relación a su edad y medio social implique desventajas considerables su integración familiar, social, educacional o laboral.
ARTICULO 10. - A los efectos de la presente ley, la discapacidad deberá acreditarse conforme a lo establecido por el artículo 3º de la ley 22.431 y por leyes provinciales análogas:
ARTICULO 11. - Las personas con discapacidad afiliadas a obras sociales accederán a través de las mismas, por medio de equipos interdisclplinarios capacitados a tales efectos, a acciones de evaluación y orientación individual, familiar y grupal, programas preventivo-promocionales de carácter comunitario, y todas aquellas acciones que favorezcan la integración social de las personas con discapacidad y su inserción en el sistema de prestaciones básicas.
ARTICULO 12. - La permanencia de una persona con discapacidad en un servicio determinado deberá pronosticarse estimativamente de acuerdo a las pautas que establezca el equipo interdisciplinario y en concordancia con los postulados consagrados en la presente ley.
Cuando una persona con discapacidad presente cuadros agudos que le imposibiliten recibir habilitación o rehabilitación deberá ser orientada a servicios específicos.
Cuando un beneficiario presente evidentes signos de detención o estancamiento en su cuadro general evolutivo, en los aspectos terapéuticos, educativos o rehabilitatorios, y se encuentre en una situación de cronicidad, el equipo interdisciplinario deberá orientarlo invariablemente hacia otro tipo de servicio acorde con sus actuales posibilidades.
Asimismo, cuando una persona con discapacidad presente signos de evolución favorable, deberá orientarse a un servicio que contemple su superación.
ARTICULO 13. - Los beneficiarios de la presente ley que se vean imposibilitados por diversas circunstancias de usufructuar del traslado gratuito en transportes colectivos entre su domicilio y el establecimiento educacional o de rehabilitación establecido por el artículo 22 inciso a) de la ley 24.314, tendrán derecho a requerir de su cobertura social un transporte especial, con el auxilio de terceros cuando fuere necesario.

CAPITULO IV
Prestaciones básicas
ARTICULO 14. - Prestaciones preventivas. La madre y el niño tendrán garantizados desde el momento de la concepción, los controles, atención y prevención adecuados para su óptimo desarrollo físico-psíquico y social.
En caso de existir además, factores de riesgo, se deberán extremar los esfuerzos en relación con los controles, asistencia, tratamientos y exámenes complementarios necesarios, para evitar patología o en su defecto detectarla tempranamente.
Si se detecta patología discapacitante en la madre o el feto, durante el embarazo o en el recien nacido en el período perinatal, se pondrán en marcha además, los tratamientos necesarios para evitar discapacidad o compensarla, a través de una adecuada estimulación y/u otros tratamientos que se puedan aplicar.
En todos los casos, se deberá contemplar el apoyo psicológico adecuado del grupo familiar.
ARTICULO 15. - Prestaciones de rehabilitación. Se entiende por prestaciones de rehabilitación aquellas que mediante el desarrollo de un proceso continuo y coordinado de metodologías y técnicas específicas, instrumentado por un equipo multidisciplinario, tienen por objeto la adquisición y/o restauración de aptitudes e intereses para que un persona con discapacidad, alcance el nivel psicofísico y social más adecuado para lograr su integración social; a través de la recuperación de todas o la mayor parte posible de las capacidades motoras, sensoriales, mentales y/o viscerales, alteradas total o parcialmente por una o más afecciones, sean estas de origen congénito o adquirido (traumáticas, neurológicas, reumáticas, infecciosas, mixtas o de otra índole), utilizando para ello todos los recursos humanos y técnicos necesarios.
En todos los casos se deberá brindar cobertura integral en rehabilitación, cualquiera fuere el tipo y grado de discapacidad, con los recursos humanos, metodologías y técnicas que fuere menester, y por el tiempo y las etapas que cada caso requiera.
ARTICULO 16. - Prestaciones terapéuticas educativas. Se entiende por prestaciones terapéuticas educativas, a aquellas que implementan acciones de atención tendientes a promover la restauración de conductas desajustadas, adquisición de adecuados niveles de autovalimiento e independencia, e incorporación de nuevos modelos de interacción, mediante el desarollo coordinado de metodologías y técnicas de ámbito terapéutico-pedagógico y recreativo.
ARTICULO 17. - Prestaciones educativas. Se entiende por prestaciones educativas a aquellas que desarrollan acciones de enseñanza-aprendizaje mediante una programación sistemática específicamente diseñada, para realizarlas en un período predeterminado e implementarlas según requerimientos de cada tipo de discapacidad.
Comprende escolaridad, en todos sus tipos, capacitación laboral, talleres de formación laboral y otros. Los programas que se desarrollen deberán estar inscriptos y supervisados por el organismo oficial competente que correspondiere.
ARTICULO 18. - Prestaciones asistenciales. Se entiende por prestaciones asistenciales a aquellas que tienen por finalidad la cobertura de los requerimientos básicos esenciales de la persona con discapacidad (habitat-alimentación atención especializada) a los que se accede de acuerdo con el tipo de discapacidad y situación socio-familiar que posea el demandante.
Comprenden sistemas alternativos al grupo familiar a favor de las personas con discapacidad sin grupo familiar o con grupo familiar no continente.

CAPITULO V
Servicios específicos
ARTICULO 19. - Los servicios específicos desarrollados en el presente capítulo al solo efecto enunciativo, integrarán las prestaciones básicas que deberán brindarse a favor de las personas con discapacidad en concordancia con criterios de patología (tipo y grado), edad y situación socio-familiar, pudiendo ser ampliados y modificados por la reglamentación.
La reglamentación establecerá los alcances y características específicas de estas prestaciones.
ARTICULO 20. - Estimulación temprana. Estimulación temprana es el proceso terapéutico-educativo que pretende promover y favorecer el desarrollo armónico de las diferentes etapas evolutivas del niño con discapacidad.
ARTICULO 21. - Educación inicial. Educación inicial es el proceso educativo correspondiente a la primera etapa de la escolaridad, que se desarrolla entre los 3 y 6 años, de acuerdo con una programación especialmente elaborada y aprobada para ello. Puede implementarse dentro de un servicio de educación común, en aquellos casos que la integración escolar sea posible e indicada.
ARTICULO 22. - Educación general básica. Educación general básica es el proceso educativo programado y sistematizado que se desarrolla entre los 6 y 14 años de edad aproximadamente, o hasta la finalización del ciclo, dentro de un servicio escolar especial o común.
El límite de edad no implica negar el acceso a la escolaridad a aquellas personas que, por cualquier causa o motivo, no hubieren recibido educación.
El programa escolar que se implemente deberá responder a lineamientos curriculares aprobados por los organismos oficiales competentes en materia de educación y podrán contemplar los aspectos de integración en escuela común, en todos aquellos casos que el tipo y grado de discapacidad así lo permita.
ARTICULO 23. - Formación laboral. Formación laboral es el proceso de capacitación cuya finalidad es la preparación adecuada de una persona con discapacidad para su inserción en el mundo del trabajo.
El proceso de capacitación es de carácter educativo y sistemático y para ser considerado como tal debe contar con un programa específico, de una duración determinada y estar aprobado por organismos oficiales competentes en la materia.
ARTICULO 24.- Centro de día. Centro de día es el servicio que se brindará al niño, joven o adulto con discapacidad severa o profunda, con el objeto de posibilitar el más adecuado desempeño en su vida cotidiana, mediante la implementación de actividades tendientes a alcanzar el máximo desarrollo posible de sus potencialidades.
ARTICULO 25. - Centro educativo terapéutico. Centro educativo terapéutico es el servicio que se brindará a las personas con discapacidad teniendo como objeto la incorporación de conocimiento y aprendizaje de carácter educativo a través de enfoques, metodologías y técnicas de carácter terapéutico.
El mismo está dirigido a niños y jóvenes cuya discapacidad motriz, sensorial y mental, no les permita acceder a un sistema de educación especial sistematico y requieren este tipo de servicios para realizar un proceso educativo adecuado a sus posibilidades.
ARTICULO 26. - Centro de rehabilitación psicofísica. Centro de rehabilitación psicofísica es el servicio que se brindará en una Institución especializada en rehabilitación mediante equipos interdisciplinarios, y tiene por objeto estimular, desarrollar y recuperar al máximo nivel posible las capacidades remanentes de una persona con discapacidad.
ARTICULO 27. - Rehabilitación motora. Rehabilitación motora es el servicio que tiene por finalidad la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades discapacitantes de orden predominantemente motor.
a) Tratamiento rehabilitatorio: las personas con discapacidad ocasionada por afecciones neurológicas, osteo-articulomusculares, traumáticas, congénitas, tumorales, inflamatorias, infecciosas, metabólicas, vasculares o de otra causa, tendrán derecho a recibir atención especializada, con la duración y alcances que establezca la reglamentación:
b) Provisión de órtesis, prótesis, ayudas técnicas u otros aparatos ortopédicos: se deberán proveer los necesarios de acuerdo con las características del paciente, el período evolutivo de la discapacidad, la integración social del mismo y según prescripción del médico especialista en medicina física y rehabilitación y/o equipo tratante o su eventual evaluación ante la prescripción de otro especialista.
ARTICULO 28. - Las personas con discapacidad tendrán garantizada una atención odontológica integral, que abarcará desde la atención primaria hasta las técnicas quirúrgicas complejas y de rehabilitación.
En aquellos casos que fuere necesario, se brindará la cobertura de un anestesista.

CAPITULO VI
Sistemas alternativos al grupo familiar
ARTICULO 29. - En concordancia con lo estipulado en el artículo 11 de la presente ley, cuando una persona con discapacidad no pudiere permanecer en su grupo familiar de origen, a su requerimiento o el de su representante legal, podrá incorporarse a uno de los sistemas alternativos al grupo familiar, entendiéndose por tales a: residencias, pequeños hogares y hogares.
Los criterios que determinarán las características de estos recursos serán la edad, tipo y grado de discapacidad, nivel de autovalimiento e independencia.
ARTICULO 30. - Residencia. Se entiende por residencia al recurso institucional destinado a cubrir los requerimientos de vivienda de las personas con discapacidad con suficiente y adecuado nivel de autovalimiento e independencia para abastecer sus necesidades básicas.
La residencia se caracteriza porque las personas con discapacidad que la habitan, poseen un adecuado nivel de autogestión, disponiendo por sí mismas la administración y organización de los bienes y servicios que requieren para vivir.
ARTICULO 31. - Pequeños hogares. Se entiende por pequeño hogar al recurso institucional a cargo de un grupo familiar y destinado a un número limitado de menores, que tiene por finalidad brindar cobertura integral a los requerimientos básicos esenciales para el desarrollo de niños y adolescentes con discapacidad, sin grupo familiar propio o con grupo familiar no continente.
ARTICULO 32. - Hogares. Se entiende por hogar al recurso institucional que tiene por finalidad brindar cobertura integral a los requerimientos básicos esenciales (vivienda, alimentación, atención especializada) a personas con discapacidad sin grupo familiar propio o con grupo familiar no continente.
El hogar estará dirigido preferentemente a las personas cuya discapacidad y nivel de autovalimiento e independencia sea dificultosa a través de los otros sistemas descritos, y requieran un mayor grado de asistencia y protección.
CAPITULO VII
Prestaciones complementarias
ARTICULO 33. - Cobertura económica. Se otorgará cobertura económica con el fin de ayudar económicamente a una persona con discapacidad y/o su grupo familiar afectados por una situación económica deficitaria, persiguiendo los siguientes objetivos:
a) Facilitar la permanencia de la persona con discapacidad en el ámbito social donde reside o elija vivir;
b) Apoyar económicamente a la persona con discapacidad y su grupo familiar ante situaciones atípicas y de excepcionalidad, no contempladas en las distintas modalidades de las prestaciones normadas en la presente ley, pero esenciales para lograr su habilitación y/o rehabilitación e inserción socio-laboral, y posibilitar su acceso a la educación, capacitación y/o rehabilitación.
El carácter transitorio del subsidio otorgado lo determinará la superación, mejoramiento o agravamiento de la contingencia que lo motivó, y no plazos prefijados previamente en forma taxativa.
ARTICULO 34. - Cuando las personas con discapacidad presentaren dificultades en sus recursos económicos y/o humanos para atender sus requerimientos cotidianos y/o vinculados con su educación, habilitación, rehabilitación y/o reinserción social, las obras sociales deberán brindar la cobertura necesaria para asegurar la atención especializada domiciliaria que requieren, conforme la evaluación y orientación estipulada en el artículo 11 de la presente ley.
ARTICULO 35. - Apoyo para acceder a las distintas prestaciones. Es la cobertura que tiende a facilitar y/o permitir la adquisición de elementos y/o instrumentos de apoyo que se requieren para acceder a la habilitación y/o rehabilitación, educación, capacitación laboral y/o inserción social, inherente a las necesidades de las personas con discapacidad.
ARTICULO 36. - Iniciación laboral. Es la cobertura que se otorgará por única vez a la persona con discapacidad una vez finalizado su proceso de habilitación, rehabilitación y/o capacitación, y en condiciones de desempeñarse laboralmente en una tarea productiva, en forma individual y/o colectiva, con el objeto de brindarle todo el apoyo necesario, a fin de lograr su autonomía e integración social.
ARTICULO 37. - Atención psiquiátrica. La atención psiquiátrica de las personas con discapacidad se desarrolla dentro del marco del equipo multidisciplinario y comprende la asistencia de los trastornos mentales, agudos o crónicos, ya sean estos la única causa de discapacidad o surjan en el curso de otras enfermedades discapacitantes, como complicación de las mismas y por lo tanto interfieran los planes de rehabilitación.
Las personas con discapacidad tendrán garantizada la asistencia psiquiátrica ambulatoria y la atención en internaciones transitorias para cuadros agudos, procurando para situaciones de cronicidad, tratamientos integrales, psicofísicos y sociales, que aseguren su rehabilitación e inserción social.
También se cubrirá el costo total de los tratamientos prolongados, ya sean psicofarmacológicos o de otras formas terapéuticas.
ARTICULO 38. - En caso que una persona con discapacidad requiriere, en función de su patología, medicamentos o productos dietoterápicos específicos y que no se produzcan en el país, se le reconocerá el costo total de los mismos.
ARTICULO 39. - Será obligación de los entes que prestan cobertura social, el reconocimiento de los siguientes servicios a favor de las personas con discapacidad:
a) Atención a cargo de especialistas que no pertenezcan a su cuerpo de profesionales y deban intervenir imprescindiblemente por las características específicas de la patología, conforme así o determine las acciones de evaluación y orientación estipuladas en el artículo 11 de la presente ley;
b) Aquellos estudios de diagnóstico y de control que no estén contemplados dentro de los servicios que brinden los entes obligados en la presente ley, conforme así lo determinen las acciones de evaluación y orientación estipuladas en el artículo 11 de la presente ley;
c) Diagnóstico, orientación y asesoramiento preventivo para los miembros del grupo familiar de pacientes que presentan patologías de carácter genético-hereditario.
ARTICULO 40. - El Poder Ejecutivo reglamentará las disposiciones de la presente ley dentro de los ciento ochenta días de su promulgación.
ARTICULO 41. - Comuníquese al Poder Ejecutivo.

DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, A LOS CINCO DIAS DEL MES DE NOVIEMBRE DEL AÑO MIL NOVECIENTOS NOVENTA Y SIETE.
-REGISTRADA BAJO EL Nº 24.901

martes, 31 de julio de 2012

REB y OGL (One Giant Leap) trabajando en equipo.



   En Conjunto con Gavin Broomes B.Sc. AT (Canadá) hemos desarrollado un enfoque multi terapéutico con el fin de mejor y re establecer las funciones motoras y sistémicas que pierde un paciente con Esclerosis Múltiple.

   A continuación les adjunto el Post de Gavin Broomes traducido al español.


Battling Multiple Sclerosis - Blog REB

jueves, 12 de julio de 2012

Un nuevo paradigma en rehabilitación…



   Una de la dificultades actuales que presenta la rehabilitación en las personas con trastornos motores es la falta de orientación y guía por parte de los profesionales involucrados en este proceso. La mayoría de los planes fracasan al focalizar la atención en las partes y no observar el panorama global  de la persona con dificultades  motrices. La evaluación de las potencialidades y debilidades individuales, es lo que debería tenerse en cuenta para desarrollar la mejor plataforma de rehabilitación en cada caso.  Los verdaderos objetivos de la misma deben dirigirse hacia la mejoría de las personas, y no a un plan tendiente a enlentecer los procesos degenerativos mal considerados “inevitables”.


   Cabe destacar que el responsable de esta consideración (procesos degenerativos “inevitables”) es el GMFCS (Gross Motor Function Classification System). Este  es un sistema  para la clasificación de la función motriz en la parálisis cerebral. Este  estudio llegó a la siguiente conclusión: las personas evaluadas y diagnosticadas con parálisis cerebral y con trastornos motores severos ( -3, -4, -5), una vez alcanzados  los 9 años de vida, no presentan posibilidades de mejoras motoras posturales o funcionales. No sólo esto, sino que además  se espera que empeoren  al trascurrir la adolescencia.


   A partir de esta investigación, la medicina tradicional toma la postura de enlentecer el deterioro motor aplicando fármacos y cirugías. El GMFCS nos dice que desde el punto de vista de la rehabilitación solo podemos enlentecer y no hacer frente al “inevitable final”.



   Frente a este panorama sería  importante hacernos algunas preguntas:   ¿Somos pro enfermedad o pro salud? ¿Cuáles son las conclusiones positivas que podemos tomar desde este trabajo?¿ Cuáles son las terapias que  deberían formar parte de algún futuro GMFCS?


   Como profesional involucrado  en la rehabilitación, me tomo el atrevimiento de no elegir  el camino de la  pro enfermedad que generalmente elige la medicina tradicional y, por lo contrario, tomo el difícil camino de la pro salud. Al tomar este camino, aparecen inevitablemente los nuevos enfoques de rehabilitacion fascica (mal llamadas terapias alternativas). Numerosos trabajos en los últimos 20 años han demostrado la función y fisiología de la fascia en el cuerpo humano. Por la tanto un nuevo paradigma debe ser planteado.


   El GMFCS utiliza para sus conclusiones un paradigma neuromuscular basado en la función del individuo. Sin embargo, no se tienen en cuenta los tejidos primitivos encargados de mantener la postura y estructura del cuerpo (fascia).  La aplicación de este sistema de rehabilitación neuromuscular  en individuos clasificados como severos, no genera cambios evidentes, es más, algunos empeoran. Esto demuestra que  las nuevas técnicas miofascicas deben ser tenidas en cuentan para ser justo con el pronóstico y futuro de estas personas.  Para ello un nuevo paradigma en rehabilitación, que incluya las terapias miofascicas, debe ser desarrollado.


   Si al cuadro del GMFCS le agregamos las pirámides invertidas (terapias de rehabilitación), podemos observar cómo se reorganizan las decisiones terapéuticas de una paciente con trastornos motores. De esta manera se clarifica cuál es la mejor opción al momento de elegir una rehabilitación según la clasificación del individuo ( nivel -3,-4,-5). En la rehabilitación actual estas consideraciones no son tomadas en cuenta.


   Es de fundamental importancia traer este tema al foco de la discusión.
A diferencia de la conclusión del GMFCS, que condena a los individuos con trastornos motores a pocas expectativas o a decisiones quirúrgicas o medicamentosas, intentando enlentecer esta caída inevitable y sin un plan a largo plazo;  esta pirámide brinda esperanza.  Este cuadro completa la ecuación con las terapias miofascicas, y brinda un panorama más claro a los terapeutas al momento de elegir o indicar una determinada plataforma de rehabilitación.


   Entonces: No existen malas terapias existen malas decisiones terapéuticas… Y a mi criterio influirán enormemente en la calidad de vida de las personas involucradas en este proceso ….




domingo, 24 de junio de 2012

Presentación REB - Asociación Civil Centro Ayuda Al Discapacitado.



   El sábado 2 de junio se llevo a cabo la charla gratuita para padres en el Sindicato de Garagistas de Rosario. A la misma asistieron padres de niños con paralisis cerebral, familiares de adultos con trastornos motores, y profesionales interesados en este nuevo paradigma. A lo largo de 2 horas se presento esta nueva alternativa con conceptos claros y precisos. También se abordaron los alcances y las dificultades en la aplicación de la ley nacional de discapacidad.

   Para los que no pudieron asistir a la charla , aquí les presento un resumen de la misma.


Parte 1.

Parte 2.

Parte 3.

NOTA TV realizada en la TV de Uruguay durante el Congreso de Rehabilitación Abril 2014 http://www.tnu.com.uy/videos/metodo-de-rehabilitaci...